Wandercraft, reproduciendo el asombro del primer paso

Actualizado: may 7

¿Recuerdas el primer paso de un niño, ese instante en que al levantar un pie todo el cuerpo queda suspendido en un desequilibrio frágil sobre el otro pie? Sostenerse de pie y dar un paso tras otro es un pequeño milagro. Para una persona con movilidad reducida, pasar de una silla de ruedas al exoesqueleto ATALANTE ofrece una experiencia similar.





Ese milagro de autonomía es lo que anima a Mathieu Masselin, Nicolas Simon y a cada uno de los ingenieros, diseñadores, científicos, técnicos, que hacen parte de Wandercraf, a seguir batallando por resolver los desafíos y ofrecer mayor autonomía a las personas de movilidad reducida.


"La destreza tecnológica es lo que sorprende a todos a primera vista, pero lo que realmente nos impulsa es lo que esta destreza logra: ofrecer la mejor solución terapéutica tanto para los pacientes como para sus terapeutas."

Mathieu Masselin, CEO



La empresa nació en Francia en el año 2012, fundada por dos compañeros de la prestigiosa Escuela Politécnica de Paris. Ambos innovadores, creativos, científicos empresarios y sobretodo determinados a producir un exoesqueleto con las características de diseño y funcionalidad adecuadas.



"El equipo lo es todo. Nos esforzamos por atraer jugadores de primer nivel en cada campo en el que invertimos. Nos enorgullecemos de ser el mejor equipo de robots caminantes de la industria del exoesqueleto."

Mathieu Masselin, CEO