Aspectos psicosociales en pacientes con lesión medular

Los pacientes con lesión medular son vulnerables a padecer algún tipo de enfermedad psicológica debido a su discapacidad motora y a la alteración de su ámbito familiar, social y laboral. La lesión obliga al paciente a realizar un cambio radical en su rutina y esto se puede dar de forma progresiva con el transcurso del tiempo o de la noche a la mañana. Por ello, los psicólogos afirman que los pacientes con lesión medular deben superar una seria de etapas como el shock, la negación, el enfrentamiento, la aceptación y la adaptación.


El uso de exoesqueletos en una etapa temprana de la lesión, permite al paciente experimentar tanto físicamente como psicológicamente situaciones que consideran imposibles debido a su nueva situación física. La posibilidad de volver a estar erguido y andar de forma autónoma sin la necesidad de tener un guía, poder realizar una sentadilla, desplazar el tronco hacia delante o girar a coger un teléfono o un vaso estando de pie, son acciones que para los pacientes con lesión medular cobran gran importancia más a nivel emocional que físico, puesto que les permite afrontar la lesión con una perspectiva más positiva.


"Es algo impresionante cuando te pones el robot y te levanta es espectacular estira de arriba ... te da. una seguridad muy grande. Me ha dejado parado, bastante" Rubén, paciente.




Rubén, paciente del Institut Guttmann desde finales del mes de Marzo, se enfrentó a una sesión de Atalante tras su lesión por un accidente en parapente hace tres meses. En el transcurso de la sesión, desarrolló diferentes ejercicios que no solo le ayudaron a ejercitar la musculatura completa debido a la bipedestación dinámica sino que le permitió experimentar diversas emociones y sensaciones que le aportaron una mejora psicológica.